Clases

 

El principio básico que domina el contenido de nuestras clases – al menos aquellas que no giran alrededor de un tema específico – es el enfoque holístico, siendo el holismo resumido por Aristóteles en los metafísica: “El todo es mayor que la suma de sus partes”. Consideramos evidente que el aprendizaje de un idioma implica ser capaz de relacionar todos los componentes que ayudan a crear ese idioma, como la historia del pueblo que lo habló originariamente, su obra literaria, cultura, etc. así como aquellos componentes que definen su evolución hoy, como política, sociedad, obras artísticas (musicales, cinematográficas, literarias) actuales, etc.

Como principio secundario – y siempre dependiendo del objetivo elegido -, en nuestras clases prima el hablar y entender antes que la corrección lingüística, de modo que esta última se consiga más fácilmente una vez se conoce el idioma, puliendo los errores al tiempo que se cometen, en lugar de antes. Utilizando los propios errores cometidos para corregir la gramática utilizada, el alumno graba de forma más duradera las expresiones incorrectas, y cometer de nuevo esos mismos fallos en el futuro se vuelve más improbable.

Clases integrales

Estudiar un idioma en su contexto, considerar éste como un todo interdependiente con aquél, ofrece una sinergia evidente a la hora de aprender vocabulario, expresiones y nombres sin dificultad.

  • Los cursos y actividades de Biblos, sea cual sea el modelo y objetivo, giran alrededor de uno o varios temas por clase o actividad.
  • Cada tema pertenece a un campo, como Gramática, Cultura, Literatura, Política y Sociedad, etc. -.
  • Varios temas de un mismo campo pueden estar englobados de forma convencional en una asignatura, que a su vez consta de un número de créditos, y que es valorada de forma individual. Un curso o actividad puede estar, por tanto, dividido en asignaturas; o bien todos los créditos del curso o actividad están concentrados en un solo concepto, que es valorado en su conjunto.

Material

El material para las clases y para los exámenes en Biblos Idioma se publica y aporta a los alumnos tanto en formato online como impreso sin coste adicional, siendo alguno de ellos de hecho publicado de forma libre para consulta de alumnos externos de idiomas, tanto para uso de otras academias como para autodidactas. Además, nuestros profesores aportan recursos y organizan actividades para el aprendizaje más eficiente del idioma elegido. En nuestros cursos se ofrece un conjunto siempre cambiante temas y actividades, por estar su diseño gobernado por nuestro principio de desafío constante. Además, nuestros guías añaden apoyo y desafío continuo para mantener siempre en tensión el espíritu estudiantil.

Notas

Para obtener un seguimiento adecuado de la evolución del alumno, el aprendizaje se controla y valora periódicamente por medio de exámenes, que valoran cada unidad organizativa del curso o actividad con una nota, formando el conjunto de las mismas parte de una nota final de la asignatura (o el curso o actividad completos), que constará en al certificado propio de créditos cursados. En determinados casos podrá añadirse al control periódico (o sustituirse éste por) un examen final que comprenda todos los temas aprendidos.

Nuestros certificados finales de nivel se adaptan a lo que se espera hoy en día de la valoración de la educación lingüística, siguiendo el estándar internacional europeo para medir el nivel de comprensión y expresión orales y escritas en una lengua, el Marco común europeo de referencia para las lenguas: aprendizaje, enseñanza y evaluación (MCERL). De esta forma, se proporciona un certificado final de nota a un curso de nivel determinado – si se han superado los requisitos de asistencia -, con una mención no oficial del nivel teóricamente alcanzado según el MCERL.

NOTA: Estos controles y certificados finales de notas con mención no oficial son diferentes de los Exámenes Biblos Babel (EBB) de idiomas, que ofrecen un certificado oficial con el sello Biblos del nivel alcanzado, con un esquema, contenido y validez temporal estandarizados.

En consonancia con la primacía del hablar y entender por delante de la corrección lingüística, nuestros controles priman la comprensión escrita y oral – por medio de tests que valoran los temas, vocabulario y expresiones estudiados – y la expresión oral por medio de exámenes orales, de forma que la corrección lingüística se deja para niveles más altos, comenzando paulatinamente desde niveles intermedios, que varían dependiendo del idioma – comenzando antes la exigencia de corrección formal cuanto más fácil sea su aprendizaje para un hispanohablante.